Unidos para dividir. La paradoja de los grupos sociales